jueves, 14 de abril de 2016

El río interminable




Clase de literatura. 3° de Educación Secundaria. Recelo y prejuicio frente a la poesía, pero...

Emociona y sorprende, a partes iguales, que los versos de Jorge Manrique resuenen y sigan dejando huella, incluso en la sensibilidad de los adolescentes de hoy...

"Recuerde el alma dormida,
Avive el seso y despierte,
Contemplando

Cómo se pasa la vida,
Como se viene la muerte,
Tan callando.  

Cuán presto se va el placer,
Cómo después de acordado
Da dolor,

Cómo a nuestro parecer,
Cualquier tiempo pasado 
Fue mejor...

(...)

Nuestras vidas son los ríos
Que van a dar al mar,
Que es el morir...".

"Coplas a la muerte de su padre" (1476)
Jorge Manrique 

"Ay, profe, ¡qué profundo, bonito e inquietante!".(2016)

¿Y mañana, cuando les lleve el poema de Borges?

ARTE POÉTICA
Jorge Luis Borges

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua.

Sentir que la vigilia es otro sueño
que sueña no soñar y que la muerte
que teme nuestra carne es esa muerte
de cada noche, que se llama sueño.

Ver en el día o en el año un símbolo
de los días del hombre y de sus años,
convertir el ultraje de los años
en una música, un rumor y un símbolo,

ver en la muerte el sueño, en el ocaso
un triste oro, tal es la poesía
que es inmortal y pobre. La poesía
vuelve como la aurora y el ocaso.

A veces en las tardes una cara
nos mira desde el fondo de un espejo;
el arte debe ser como ese espejo
que nos revela nuestra propia cara.

Cuentan que Ulises, harto de prodigios,
lloró de amor al divisar su Ítaca
verde y humilde. El arte es esa Ítaca
de verde eternidad, no de prodigios.

También es como el río interminable
que pasa y queda y es cristal de un mismo
Heráclito inconstante, que es el mismo
y es otro, como el río interminable"...

La enseñanza para los adolescentes debe iluminarse con la ilusión del futuro que aún está por surcar, por la necesidad de deleitarse con este viaje de la vida, con el paisaje que hay a ambos lados del río y navegarlo con ímpetu, prestancia y autenticidad.

Y comprender que, como decía Whitman, fluye constantemente el río, prosigue este "poderoso drama" que es la vida, en este gran teatro del mundo que un día se acabará, sí o sí... Entonces, ¿qué hay de bueno en todo esto? Respuesta: Que existe la identidad, el "yo", único e irreemplazable, y que todos, absolutamente todos, podemos contribuir al mundo, a la vida, a este gran poema de la existencia, con un verso. ¿Cuál será tu verso? 

Lo que más les gusta pensar, y con razón, es "Carpe Diem (quam minimum crédula postero)" o "Aprovecha el día, no confíes en el mañana".
    

Ludovico Einaudi... Para terminar de reflexionar... "Ultramar".